NINJA

ENTREVISTA

En Hermana Rayo, donde hablamos siempre o casi siempre de indie rock, artistas emergentes, etc., nos cruzamos hacia mitad de 2019 con un material alucinante, que fue la salida del simple "Fuego Blanco" de Ninja, que es alias utilizado para su proyecto por la cantante, guitarrista y compositora Katya Avila. Aquel track, con toda su claroscura belleza nos llevó directamente a la sorpresa de su EP debut, el independiente "Un Bosque Oscuro", que debería ser considerado como una pieza de tres canciones indispensable en este palo tan abarcador; sobre todo (y esto es personal) el maravilloso tema "Un Rayo", dueño de un espíritu que es directamente una oda al indie folk moderno.

Esperando una nueva jugada de Ninja para poder compartir con ella una entrevista o reseña, salió finalizando el año el simple "Galaxia", con la valiosa participación de Manu Hatton. Con este lanzamiento, Katya se aleja un poco de aquel sonido tribal de fuego y noche tan característico de su opera prima, para incursionar en una propuesta aparentemente más relajada y de escenario, aunque persista en todo momento cierta oscuridad hipnótica y fantasmal, sin dudas lo mejor del contenido en sus canciones.

Se encontrarán con un material hipersensible, inocente solo en lo superficial, y contenedor de un ADN musical donde el calor de las hogueras y el frío de un pico nevado se disputan protagonismos y sensaciones a la segunda o tercera oída.

Les compartimos la entrevista a la que gentilmente accedió Katya Avila, para contarnos todo lo que quisimos saber sobre Ninja.

 

HR- En retrospectiva, “Un Bosque Oscuro” (EP 2017) me causó gran impacto; igual les pasó a quienes se lo hice escuchar. Tiene un gancho extraño, invita y convence sin esfuerzo a escucharlo completo. Los paisajes que pintás en cada una de aquellas tres canciones son de cautivante poder y se presienten contextos más bien alejados de nuestro laberinto urbano. ¿Esto puede tener que ver con el lugar donde creciste? ¿Dónde pasaste tus primeros años en relación con la música?

KATYA: Si, creo que estamos atravesados por todas las circunstancias y lo que cada uno trae consigo; los paisajes de la naturaleza es algo que convive en mí, es lo que me gusta recordar y también lo que me gusta imaginar y evocar. Nací en Mallín Ahogado, un paraje cerca de El Bolsón; vivía en una chacra  con bosque frente a la montaña, ahí pasé los primeros años de mi vida y todos los veranos hasta el día de hoy. Si bien paso la mayor parte de mi tiempo en Buenos Aires, cada vez que voy siento que vuelvo a mi casa, un origen y un refugio para todo. Mi infancia la pasé viviendo en Maschwitz y los veranos en el sur. En mi escuela tenía mucha música y empecé a tocar el violín a los nueve años. Con el pasar del tiempo formé parte de varias orquestas, ensambles de cuerdas y bandas. La guitarra apareció como una necesidad armónica y de acompañamiento para cantar recién a los veintidós años. Las primeras canciones que me animé a componer fueron un verano en Mallín con mi guitarra al lado del río azul; después volví a la ciudad y empecé a ensayarlas con amigos para darle forma, luego eso se diluyó pero seguí probando cosas.

"Un Bosque Oscuro" surgió primero con "Un Rayo". Tenía algunas palabras e imágenes en mi cabeza. Estaba sola en mi cuarto probando un pedal de la guitarra que loopea, hice dos acordes y empecé a improvisar la letra encima. A medida que fueron saliendo las frases, las repetí y las fui anotando, tomaron forma las estrofas y después agregué un acorde para el estribillo; salió toda entera en esa misma tarde, nunca más me pasó.

Con "Un rayo", y "En la Nieve" me empecé a juntar con mi amigo Franco Calluso (nos conocíamos de estudiar juntos Filosofía en Puán). Le llevé las canciones muy crudas y empezamos a agregarle elementos, sintetizadores, caja de ritmo y cositas. Ahí en su casa comenzamos a grabarlas, él me ayudó muchísimo con la programación de las baterías y entre los dos fuimos concretando el concepto de Ninja. Una tarde de ese verano comencé algunas partes de "La Película de los Animales", me fui al sur y la terminé. Volví a Buenos Aires, se la mostré a Fran y nos terminó de cerrar el EP con las tres canciones. El nombre se me ocurrió después, como el título de un libro, o como algo que uniera todo.

HR- Siguiendo esta recorrida fugaz por "Un Bosque..." y sin entrar en el terreno de las influencias musicales, ¿de qué elementos artísticos o corrientes te nutriste para decantar en semejante fusión entre canciones folk y esa especie de complejo película/poema/descriptiva?

KATYA- A mí me gusta mucho leer, leo literatura -sobre todo ficción-, y también filosofía, poesía. Tengo una especie de fascinación por las palabras, voy anotando listas de palabras que me gustan. Pero más allá de la riqueza del lenguaje, lo mejor de los libros es ese poder de transportarte a cualquier lado; es un hecho fantástico y atrapante: ver lugares, personas, sentir y pensar cosas a través del relato. Creo que parte de eso es lo que me invita a escribir canciones con imágenes, como pequeñas escenas de libros o películas. Desde muy chica tengo una gran imaginación, también tengo un gran don para recordar sueños y eso me sirve de disparador para traducir en palabras los paisajes y escenas nítidas que están en mi cabeza.

Así como leo muchos libros, también veo muchas películas y voy a un taller de pintura. Entre todo eso fui haciendo un compendio de fotos, lugares, escenas. Y la naturaleza es una fuente inagotable de imágenes y sensaciones que tengo en mí y que revivo cuando voy al sur o cuando conozco lugares nuevos.

HR- Hablando sobre las palabras en tu trabajo, algunas veces solo mostrás lo que ves y otras narrás secuencias de antihéroes de vidas comunes o fugitives amoroses; todas son conmovedoras, ¿qué autores de letras de canciones te mueven a componer o escribir?

KATYA- Voy a intentar hacer una lista porque me divierte, de todas formas lo que me mueve a escribir es ese mundo de cosas que forma mi vida, como contaba antes. Voy a nombrar algunos libros y autores que son fuente de inspiración: Bolaño, Mariana Enriquez, "Mi Angel Tiene Alas Negras" de Eliott Chaze, John Irving, Mariano Blatt, Rubem Fonseca, Anna Ajmatova, "Chicos" de Sergio Bizzio,  Levrero, "Los Mejores Días" de Magalí Etchebarne, Fabian Casas, Clarise Lispector  y podría continuar. Patti Smith, sus libros y su música...

Sigo con compositores: Cat Power, Spinetta, El Mató a un Policía Motorizado, Shaman, Bob Dylan, Lucas Martí, Rosario Blefari, Damon Albarn, PJ Harvey, Diosque, Laurie Anderson, Prietto, Mi Amigo Invencible, Melody's Echo Chamber, Caetano, 107 Faunos, Yo La Tengo, Warpaint, Baxter Dury, Nina Polverino, por nombrar algunos.

HR- Ya en 2019 y en tu simple “Fuego Blanco”, parece haber cierto cambio de dirección en el concepto. Algo más pulido y moderno. ¿Esto se debe a una decisión tuya, o tiene más que ver con la producción de Ezequiel Spinelli?

KATYA- Tiene absolutamente que ver con la producción de Ezequiel Spinelli. Sin embargo, creo que más que un cambio de dirección es una "amplitud del concepto". Lo que tiene de enriquecedor trabajar con un productor es que potencia cosas que una como artista y al estar tan cerca no ves ni se te ocurren. Con Eze nos juntamos charlar; la pregunta que me hizo fue si quería que él retratara una foto de la canción tal cual la estaba tocando, o si le daba licencia para proponer algo nuevo. Le di absoluta libertad, siempre y cuando se mantuviera la esencia de Ninja.

"Fuego Blanco", con su producción se convirtió en una canción muy power, con más matices y texturas, terminó de expandir la identidad que tenía.

HR- Siempre nos interesa saber en qué grado la producción de un material interviene en lo artístico o si solamente es un punto de apoyo que los artistas usan como una herramienta valiosa del estudio, tanto en la previa y durante, como en la post. ¿Te sentís más cómoda siendo “ayudada”, o la producción solamente ejecuta las indicaciones técnicas de una bajada de línea tuya?

KATYA- Lo veo como un diálogo. La producción es parte de lo artístico en su medida, y también tiene mucho que ver con el vínculo que establezcas con el productor. Creo que es importantísimo la claridad, la confianza y un buen diálogo, ya sea que la producción haga cosas impensadas o que tenga una bajada más fuerte del artista.

HR- De un tiempo a esta parte encuentro que los artistas logran una presencia mucho más potente lanzando canciones sueltas en lugar de obras de cuarenta minutos, a las que debían imprimirles maratónicos esfuerzos (artísticos y económicos) para terminar generalmente diluyéndose en este océano interminable de músiques. ¿Encontraste en el hecho de lanzar simples como “Fuego blanco” y “Galaxia” una suerte de estrategia o meramente se dio así? ¿Te gustaría grabar un disco largo?

KATYA- Se dio así porque es una posibilidad más amena para los que trabajamos independiente. Podes plasmar una idea y en corto plazo ya tener un resultado; para mí fue más abarcable económica y artísticamente. Creo también que es una forma de ir explorando sin la necesidad de comprometerse de lleno con un concepto o un género. El año que viene la idea es entrar en la producción de un disco.

HR- ¿Cómo surgió la invitación a Manu Hattom para este extraordinario simple “Galaxia”? Se adivina su impronta en el armado final de la canción y es una fusión que (al menos desde lo aparente) funciona de manera eficaz y natural.

KATYA- A Manu lo conocí a  principio de año. Me invitó a abrir una fecha y luego se dio natural que colabore en "Galaxia". Primero ensayamos para un show y la verdad es que su voz le sumó una impronta muy especial. La canción tiene una estructura que se repite y me pareció que era ideal para un feat; él aportó nuevas melodías y quedó hermosa.

HR- Cerrando y hablando de planes cercanos, ¿volverías a aquella faceta estético-musical (si se quiere más oscura) de “Un Bosque…”, o sentís que el pulso de “Galaxia” es el que mejor te sienta?

KATYA- Me gusta que la música me lleve por distintos lugares, si es la oscuridad o la claridad, que sea lo que tenga ser.

HR- ¿Cómo encuentra el 2020 a Ninja?¿Podrías adelantarnos tus actividades para este primer semestre?

KATYA- Estoy trabajando en nuevo single con producción de Dylan Lerner que saldrá en 2020 y el plan es el armado de un disco de larga duración.

 

Gracias Katya por tu tiempo y que tengas un excelente 2020, vos y todes en Ninja!

 

Dani Cisterna

SEGUI Y ESCUCHA A NINJA

A TRAVES DE LAS DISTINTAS PLATAFORMAS

Y REDES SOCIALES

© 2018 WWW.HERMANARAYO.COM.AR - SITIOS WEB RESPONSIVOS WWW.STARWEB.COM.AR

INFO@STARWEB.COM.AR  *  TEL.: 15 3051 1201