SEBASTIAN SALVADOR

EL ARBOL SECRETO -2015-

¿Tiene este flamante El Arbol Secreto el carácter integral de un disco definitivamente consagratorio? Yo creo que sí. El reconocimiento desde los discos no son como el grito popular que viene con los goles y le da vida a los estadios. Hablamos de qué se merece o no, cuando hablamos del resultado de los discos. El resultado está ahí, en su contenido, en su musicalidad, en su arte gráfica. En definitiva: en qué quiere decir el artista y las herramientas de las que se hace para decorarlo, convertirlo en una idea entendible.

Todo Sebastián Salvador está en este disco, cuidado y elevado por una banda increíble. Con Gerónimo Faralla en bajo, Pablo González en batería, Gonzalo Caparros en guit. eléctrica y Victor González Vigil en sint. como orquesta estable, este tremendo El Arbol Secreto fue grabado en un par de días en ION, con overdubs en Fuera del Túnel y mezclado en Revolver por Hernán Agrasar, quien se encargó junto a S. Salvador de la producción. El arte de tapa y diseño del físico es de Willie Zapiola con todos sus tonos aguamarinos y flúos que habilitan línea directa a lo que vas a oir, pintando los paisajes de las canciones e interpretando fiel un mensaje conciso y ayudando a que la obra se transforme en una pieza única, tan maciza como en pocos casos.

Un disco preparado para jugar grandes ligas, sin momentos flojos, sorprendiendo a todo momento.

Tal vez (y quizá antojadizamente) podríamos dividir El Arbol Secreto en tres partes.

Un “LADO A” de cinco bellísimas canciones. Luna de cristal, su electrificado y potente track de apertura, parece sacado de una vorágine nocturna bien de nuestros campos, montera, verde y natural, que decanta como en un cuento en La mañana mágica, donde ya el bajo de Gerónimo Faralla va marcando el terreno y se encabeza en la pirámide musical de la obra junto a la acústica siempre presente de S. Salvador y los juegos de melodías vocales que lo caracterizan desde los tiempos de Interama. Los caminos abiertos, las encrucijadas, las acciones que construyen humanos suelen ser tópicos de S. Salvador y el idioma que elige para comunicar sus canciones. Transformado en un estilo, queda libre de toda recurrencia; ese estilo se ve plasmado claramente en El río en una línea azul. Ya en Mudar de piel entramos en un primer pico de intensidad del disco; fantasmal y colorido a la vez, donde el recorrido libre del diapasón del bajo (otra vez el bajo) parece llevarse todo al diablo, subir y bajar, formar una base implacable junto a la batería y luego despegarse, para volver al ensamble de una roca sonora gracias al estupendo trabajo de guitarras. La extraordinaria Estación le da fin a este “LADO A”, promediando el disco entre arpegios acústicos y un seco final, un punto aparte. Como contrapartida su track anterior, muestra notas abiertas al mensaje positivo, la valoración de las posibilidades que trae consigo una poesía de libertad, el universo abierto, juego de los lapsos y la preponderancia del “siempre sentir”.

Acantilados y El mundo de las formas abren este “LADO B” en El Arbol Secreto. Abordando una faceta más compleja desde lo musical, donde S. Salvador le saca el jugo por todos lados a la banda que lo acompaña, alejándose tal vez del plano solista y resultando en un sonido cien por cien grupal. Y lo bien que hace. En Canción para la chica del futuro conecta con la mujer, amorosamente, en una letra plagada de imágenes donde la naturaleza se mezcla con el espacio y una premonición ideal detenida y conservada, en dualidad a la búsqueda de una melancólica Lejos en la distancia, donde fija el punto de escape a alguna añoranza bien presente, con una primera guitarra protagonista llenando todo entre estrofa y estrofa. En la pendiente de El Arbol Secreto, se me ocurre que no puede haber canción que inicie y culmine más como “última canción de disco” que Crash. Tres minutos y medio que se intensifican de menor a mayor, con unos “Crash!!” en armonías de voces que pese a toda la musicalidad del tema, se quedan dando vueltas en tu cabeza y te dejan con ganas de un par de vueltas más. Tal vez por eso sea que viene como anillo al dedo que El Arbol Secreto no termine ahí, sino que guarde una sorpresa para el final.

Un disco con “LADO C”? Sí. Porque Arcilla, último track, debiera ser considerado un lado completo en sí mismo. De corte épico, parece recorrer la carrera de Sebastián Salvador en sus casi seis minutos, incluyendo toda su música, su poesía sobre el Universo, lo natural, las energía y los miedos, las dudas, las batallas internas, los deja vu, la masa con que cada uno se hace a sí mismo y construye y ayuda a construir caminos (aquello de que “el mundo puede matarte si no haces lo que quieres…”), todo eso está resumido en esta espectacular canción, que no puede sino terminar este 2015 (colmado al fin de buenos lanzamientos) como una de las mejores piezas del año. Los aportes vitales de los sintetizadores en la entreverada tarea de formar parte íntegra de una banda que explota casi literalmente a partir de la mitad y hasta su extenso final, que también es el del disco, te deja pasmado. Palmas, voces por donde imagines (amigos, esto es muy difícil de imaginar, grabar, mezclar, plasmar y que resulte así), protegido por una escandalosa apaleada de platillos que Pablo Gonzalez lleva a cabo con maestría y un solo de guitarra tan importante, eléctrico y volador que nos hace notar (casi al instante y hasta la culpabilidad) cuánto nos hacía falta en nuestra música “alternativa”. Con esa guitarra Gonzalo Caparrós se pone la canción al hombro y la lleva a un plano enérgico absolutamente impensado. Así Arcilla se va en fade, dejando una estela de emoción y un disco que debés volver a escuchar.

El Arbol Secreto nos da una señal clara de recuperación y por qué no de sanación de la escena musical actual. Suma muchísimo a las ediciones de este año, instalándose merecidamente en base a una carrera y al trabajo contemporáneo de una gran banda en el selecto lugar de los discos grandes.

Esperábamos esto y aquí está, señor Sebastián Salvador. Gracias por su música.

 

Dani Cisterna

 

ESCUCHA EL ARBOL SECRETO

DE SEBASTIAN SALVADOR

EN LAS DISTINTAS PLATAFORMAS

© 2018 WWW.HERMANARAYO.COM.AR - SITIOS WEB RESPONSIVOS WWW.STARWEB.COM.AR

INFO@STARWEB.COM.AR  *  TEL.: 15 3051 1201