ACID CARAMELS

ROCKXPLOITATION

CUANDO EL CIRCUITO TE NECESITA MAS QUE VOS AL CIRCUITO

Nuestros radares, siempre alertas a las señales del espectro indie, buscan interceptar y seguir los procesos de emergencia de un artista desde que (plop!) aparece en la escena, graba algún ep, se presenta en vivo, todo hasta lograr una identidad concreta a su sonido o a una estética. Así fuimos descubriendo decenas de geniales propuestas a través de los años. El caso de Acid Caramels, no encaja en absoluto en aquella generalidad cronológica. El gran trabajo que desde 2012 vienen llevando adelante Cristina en voz, Néstor en bajo y Sebastián en batería (con la valiosa participación en el tiempo de Lucía, hoy Excursionistas, en teclados y sintetizadores), se forjó en un marco de transformación que los hizo pasar como por un tubo de ser una buena banda a un fenómeno que no vimos venir. Apareció en este 2018 su disco largo "Rockxploitation" a través del sello Mínima Discos vaya si dio luz.

Alcanzó con una pasada al explosivo primer track "Devil", para quedarse con la sensación de estar ante una banda que grabó mil discos. Paramos todo y fuimos en ambulancia a su trabajo anterior en vivo "Live from outer space"-2013-. Era la misma banda, claro, pero nos encontramos con grandes diferencias. ¿Qué podría haber pasado entre 2013 y 2017, cuando encararon de lleno estas diez canciones, para que la brecha (composición, sonido, interpretación) fuese tan marcada? Y podrás decir que cuatro años es un tiempo considerado, pero así y todo creemos que es poco tiempo. Decidimos darle más vueltas al "Rockxploitation" y terminamos descubriendo un disco hecho para ser devorado.

En el segundo e imbatible track "OH NO" (simple adelanto en video) entregan su sonido más moderno y bailable con exquisitos arreglos vocales y la crudeza rockera de aires europeos, mechando sheites sucios, efectivos de fines de los sesentas y principios de los setentas. Sin un momento de descanso, le siguen la potente "Stronger! Louder!" corte al palo y clip; la estremecedora "Walking Away" con un solo de guitarra de Javier Viñas que le pone el moño a la pieza y se la lleva abajo del brazo como goleador de hat-trick.

El disco mantiene intacto su hilo vertebral eléctrico, sin que el pronunciado uso de sintetizadores y efectos le demore la marcha al rock, nunca (pero nunca) pop. En este punto se destaca la producción de Néstor Ruiz y Charlie Giardina, que tuvieron la vital y difícil tarea de hacer a la banda hardrockear desfachatadamente (recordá que al día existen oídos pavos para los que el hard rock es solamente una tontería), en un ámbito estridente entre clásico y futuro, letras en inglés y una energía de mil y remil demonios. Un asterisco entonces para esta dupla, porque hay mano maestra en la producción.

Sorprendente track a track y ya hacia el final, lo efímero de la increíble "Gotcha!" que es (permítanmelo, para mí) el mejor de todos por el entrevero inteligente, elevado y sórdido que propone. "Rockxploitation" cierra como una película que termina bien. En "Haunted House", se dibuja una línea de bajo impecable y omnipresente sobre la que va acoplándose el resto de la banda en una aparente jam teledirigida, donde hay lugar para todos y todos tienen su estación de destaque y de recursos.

Como perla, no revelaremos nada al asegurar que los Acid Caramels cuentan con la ventaja que da tener una de las mejores voces frontales del indie en muchos años y que desde lo grupal lograron solidificarse musicalmente nivel mostro. En definitiva: un vuela capochas del rock, donde lo único negativo es lo negras que se las verán en horas de superarlo en un futuro cercano.

Volviendo y desmenuzando aquel debut de su registro piloto en vivo en estudio "Test transmission"-2012- y luego el "Live from..." y aterrizando en "Rockxploitation" caemos que el salto cualitativo de Acid Caramels es de los más asombrosos a los que asistimos desde HR. De momento se lo atribuimos a la constancia y al gusto. Creemos que cuando el empuje viene acompañado de talento, la calidad en el resultado es casi inevitable; y metemos en la bolsa de ese "casi" al porcentaje de imponderables, donde pesa la cuota mínima entre buena suerte, buenas decisiones (dónde, cómo, cuándo grabar y quiénes los asistirán y producirán) y la disponibilidad eventual para ocupar un lugar en un mercado que se ajuste buenamente. Por eso y siendo que cada artista es un universo propio, dentro y fuera de una banda, en el caso de los Acid Caramels, la distancia que separa sus buenos trabajos iniciales del presente habla de una virtud. Y el circuito indie (si existe algo así) no puede darse el lujo de ingnorarlos, simplemente porque hacerlo sería una estupidez.

Tal vez debería tomarse al "Rockxploitation" como una opera prima; aunque si así fuera, más que un disco debut, sería una locura.

Difundimos y apoyamos los lanzamientos de buenos discos, sobre todo si nos hablan de procesos virtuosos, y no del simple mejoramiento de una banda basado en la rubricación de tanto tocar y tocar. Sonar aceitado, estimados lectores, suena cualquiera.

Bienvenidos entonces Acid Caramels a la mesa del caviar indie de HR.

 

Dani Cisterna

Arte de tapa Rockxploitation, por Valentina Espetxe

ESCUCHA ROCKXPLOITATION

DE ACID CARAMELS

EN LAS DISTINTAS PLATAFORMAS

© 2018 WWW.HERMANARAYO.COM.AR - SITIOS WEB RESPONSIVOS WWW.STARWEB.COM.AR

INFO@STARWEB.COM.AR  *  TEL.: 15 3051 1201